No hay productos en el carrito.

Double Unders: aprende por qué y cómo hacer saltos dobles

Hay cosas que dejamos de lado al hacernos mayores y que luego nos damos cuenta de que fue un error.

Saltar a la comba es una de ellas.

Ya te contamos en nuestro post Saltar a la comba: 12 beneficios, 8 consejos y 5 rutinas por qué no está de más retomar esta (aparentemente) infantil práctica.

Hay muchísimos tipos de ejercicios de comba más allá del salto simple.

Por eso, hoy vamos un pasito más allá y te hablamos de su hermano mayor, los double unders.

Si eres crossfiter seguro que te has encontrado con ellos más de una vez en la pizarra del box, tal vez con un enorme D.U.

Pero antes, te haremos un rápido repaso de las ventajas de sacar del cajón tu vieja comba.

Ventajas de saltar a la comba

La comba es una buena opción para añadir variedad a tus ejercicios de cardio. No hay por qué dedicarse solo a correr como si te persiguieran.

Además, saltar a la comba te ayudará a ser más rápido y resistente cuando decidas correr, te persigan o no.

Conseguirás estar más relajado, después del chute de endorfinas que aporta, y te ayudará a prevenir enfermedades del corazón.

También verás mejorada tu coordinación y concentración, lo que no viene nada mal a la hora de realizar cualquier tipo de entrenamiento. Bueno, viene bien para todo, la verdad.

Si a esto le añades que es barato, cómodo y divertido

¿Por qué no?  

Ya es hora de saber qué es un double under

El término en castellano para double under es: SALTO DOBLE

Como habrás podido deducir (no hace falta ser Sherlock), para hacer un double under o salto doble, la comba debe pasar 2 veces por debajo de tus pies antes de que finalice tu salto.

¿Te parece fácil o complicado?

Pues más bien lo segundo.

Si no has vuelto a saltar a la comba desde el cole, hacer varios saltos simples sin recibir un latigazo o tropezar ya puede resultar más difícil de lo que piensas, así que lo del salto doble requerirá de mucha práctica por tu parte.

Eso sí, si te animas a ello, ten en cuenta que, cuanta mayor complejidad e intensidad haya en el salto, más visibles serán los beneficios que acabas de leer.  

Trabajarás tus músculos y quemarás calorías por un tubo.

Pasos para lograr un double under

Vamos con un poco de teoría práctica para que puedas empezar desde hoy a trabajar en hacerte un as de los saltos dobles.

1.No hagas nada sin ajustar bien la comba.

Aunque parezca poco importante, ajustar correctamente la comba es la diferencia entre hacer un buen salto o no.

Tener la cuerda demasiado corta o larga hará que tropieces con mayor facilidad, que tengas que saltar demasiado alto y que la velocidad de la comba no sea la adecuada.

Pásate después por el post que te mencionamos al principio para saber cómo ajustarla de forma perfecta.

2.Lo primero va primero. Empieza por los saltos simples.

Intentar hacer saltos dobles sin tener práctica con los simples es como querer ser runner sin saber caminar.

Tómatelo con calma y empieza a tener confianza con tu comba y ganar destreza en el salto básico antes de plantearte pasar a los dobles.

Ve subiendo el número de repeticiones de saltos simples sin fallar y, cuando notes que los dominas a la perfección, será el momento de ir aumentando la velocidad.

Cuando consigas saltar más rápido, y aún así no fallar… 

Sí, esa es la señal de que estás listo para pasar a algo más complicado.

3.No todo vale. Aprende la postura correcta.

Saltar a la comba es un juego de niños, pero ellos pueden permitirse hacerlo de cualquier manera, tú no.

Tener una buena técnica hará que dures más tiempo sin tropezar y con menos cansancio. Además, evitarás lesionarte o tener dolores en las articulaciones. 

La postura correcta es:

  • Mirada al frente.
  • Brazos pegados al cuerpo y con los codos ligeramente doblados.
  • Abdomen contraído.
  • Pies juntos.
  • Mover las muñecas, no los brazos.
  • Aterrizar con la punta de los pies y las rodillas un poco flexionadas.

4.Esto va de velocidad, no de altura. Salta solo unos centímetros.

La comba tiene un grosor mínimo por algo.

Si saltas demasiado alto, acabarás cansándote rápido, reduciendo la velocidad y tropezando.

La clave está en saltar lo justo para que la cuerda pase por debajo de tus pies y mantener una velocidad constante.

Al principio, es posible que necesites saltar un poco más alto de lo debido para que te dé tiempo a que la cuerda pase dos veces, pero con el tiempo conseguirás aumentar tu velocidad para que ya no sea necesario.

5. Todo se aprende a base de practicar

Te va a tocar pelearte con la cuerda hasta ver quién gana.

Hay quien opina que lo mejor es ir combinando X saltos simples con uno doble hasta ir ganando fluidez.

Otros dicen que esto no les ha servido de mucho y que les ha ido mejor centrarse en hacer cada vez más double unders sin tropezar.

Como cada persona es un mundo, nuestra recomendación es que experimentes qué método te funciona mejor y que, sobre todo, no te desesperes si las primeras veces no te sale o no consigues hacer muchos saltos seguidos.

Es cuestión de tiempo. Ve a tu ritmo.

Llegará el momento en que te atrevas a realizar un WOD en el que tengas que hacer muchas repeticiones de double unders y ahí será cuando mejorarás de verdad.

Qué comba utilizar

Ya te hemos hablado en otras ocasiones sobre los requisitos que debe cumplir una comba para que tus saltos sean de calidad.

Si, además. tienes pensado ir aumentando la dificultad de tus ejercicios de comba, es importante que te asegures de algunos detalles antes de comprar.

Hazte con una comba de velocidad (con giro de 360 º) ya que te ayudará a que el giro sea más eficaz y cojas la velocidad adecuada más fácilmente que con otro tipo de cuerda.

Por supuesto, debe ser ajustable o no podrás regular el largo adecuado a tu estatura, lo que hará complicado que tus saltos sean efectivos.

De verdad, que la comba sea fina y con poco peso, lo agradecerás en cada salto.

Y, antes de elegir, deberás pensar si en el futuro querrás añadir lastre a tu ejercicio ya que no todas las combas lo permiten.

Desde Picsil te queremos hacer la decisión más fácil, así que te recomendamos dos modelos que cumplen todas estas características:

  • Anna: comba de alta velocidad con posibilidad de añadir lastres. Suave, rápida y en varios colores. Para que no digas.
  • Bee: comba de alta velocidad y autoajustable. Fácil, ligera y duradera. Lo más de lo más.

Ya tienes comba, ahora ¡a practicar!

2 WODS con double unders para practicar

Puedes utilizar los saltos dobles dentro de tu calentamiento, también los encontrarás en muchos WODS y entrenamientos e incluso en los CrossFit games.

Pero hoy te traemos 2 WODS con los que disfrutarás cuando domines los double unders y te servirán para aumentar tu velocidad. 

WOD Annie 

Double Unders + Sit ups (abdominales) 

Se trata de hacer 50 saltos dobles + 50 abdominales + 40 saltos dobles + 40 abdominales…

Y así hasta que hagas 10 de cada. 

¡Ah! y en el menor tiempo posible, para que no te duermas en los laureles.

AMRAP 20 minutos

Te contamos todo sobre los AMRAP aquí para que, si te pones a ello,

lo hagas estando preparado.

  • 100 Double Unders o saltos dobles
  • 10 Burpees
  • 20 Push Ups o flexiones
  • 30 Sit Ups o abdominales
  • 40 Lunges o zancadas

¿Conseguirás terminar dentro del tiempo?

Conclusiones

Las ganas de hacer saltos dobles te vendrán solas una vez consigas dominar los simples y aumentar de velocidad.

De ahí a los saltos triples y otro tipo de ejercicios de comba hay solo un paso.

Recuerda que es importante que tengas una cuerda de velocidad que te ayude a lograr tu objetivo y no a complicarlo más.

Y no te desanimes si te cuesta, como ya dijimos, es cuestión de práctica.

¡A saltar!

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir información sobre ejercicios, técnicas y productos con los que ese estado físico tan deseado estará mucho más cerca. 💪

Suscríbete

Noticias, descuentos y mucho más