No hay productos en el carrito.

2 cenas fitness para después de entrenar

La gran intensidad y variabilidad de ejercicios en Crossfit lo convierte en un deporte muy exigente, por lo que es clave saber reponer adecuadamente todos los nutrientes utilizados en los entrenamientos.

Una única comida o ingesta no va a ser tan relevante como el cómputo global del día. Es decir, lo importante es saber la cantidad, la calidad y el tipo de alimentos que estamos comiendo diariamente.

Cenas fitness saludables y fáciles de preparar

Aquí proponemos 2 recetas que podrían cumplir con esa demanda de requerimientos tras un duro entrenamiento:

POKE BOWL, una cena post entreno llena de energía.

Un Poké Bowl puede ser una genial cena cargada de nutrientes (vitaminas, minerales y antioxidantes) por la fruta y verdura que añadamos. Esto va a ser importante para contrarrestar los radicales libres generados y provocados por el ejercicio intenso.

Aporta la cantidad necesaria de carbohidratos si le añadimos opciones como arroz blanco, arroz integral, patata, boniato, quinoa, garbanzos, pasta, bulgur, cúscús…

cenas fitness saludables
Cualquier poke que tenga un buen equilibrio entre proteínas e hidratos será una cena que te aportará energía

Tampoco puede faltar una fuente de proteína de calidad como atún, salmón, huevo, pulpo, pollo, pavo, langostinos, tofu o tempeh.

En cuanto a las grasas podemos aportarlas a través de aliñar este Poké con AOVE, aceite de coco, incorporar semillas como la chía, lino o de calabaza, frutos secos, o añadir frutas como aguacate y coco.

Receta poke de salmón con arroz y fresas

Primero, hervimos el arroz y cuando esté hecho lo colocamos en un bowl. A continuación, cortamos el salmón, las fresas y el tomate.

Después, picamos la cebolla muy fina. Mezclamos todos los ingredientes y le añadimos el aceite de oliva virgen (AOVE), la salsa de soja y una pizca de sal. Se añade el sésamo por encima a modo de decoración. Se puede añadir un poco de cayena si se desea.

NOTA: el pescado debe haber estado congelado al menos 48 horas antes de comerlo crudo. Si no te gusta el salmón crudo (en forma de Sashimi) puedes añadirlo hecho o añadir también salmón ahumado.

Pizza de avena, una pizza saludable con proteínas.

Las pizzas son de los platos que más gustan a todo el mundo (puede que esté sesgado porque soy italiano). Podemos usar de base cualquier tipo de harina como avena, espelta, quinoa, garbanzo, centeno o la más común de trigo. Lo importante es que no sea una harina ultrarefinada y a poder ser, elaborada con masa madre para una mejor asimilación y digestión de los nutrientes.

Deberíamos añadir también cualquier tipo de verdura que nos guste para aportar esas vitaminas y minerales, además de contribuir beneficiosamente en el impacto de esa harina de la masa en nuestro organismo al llevar fibra.

pizza receta sana post entreno después de cenar
Una pizza con base de avena la adecuada proporción de proteínas puede ser una cena post entreno ideal

Por último y no menos importante, incorporar una fuente rica en proteína como huevo, fiambres como el pavo, jamón cocido, jamón serrano o cecina; quesos, pollo, ternera, atún, anchoa, salmón…

De hecho, el error más común que me suelo encontrar al hacer o comer pizza es la falta de proteína.

Receta pizza de avena al pesto con burrata

  1. Si la avena no viene molida, se debe triturar bien hasta formar con ella una harina.
  2. En un bowl del tamaño adecuado para los ingredientes, echar la avena previamente molida con la levadura. Añadir el agua tibia, el aceite y la pizca de sal. Hay que cuidar que la sal no entre en contacto directo con la levadura para que el resultado sea mejor.
  3. Unir los ingredientes hasta formar una masa uniforme y que pueda moldearse.
  4.  En un molde para pizza, estirar la masa con un grosor de medio centímetro y hornearla durante cinco minutos para que tome consistencia.
  5. Retirar la masa del horno y cubrirla con los ingredientes (tomate, champis y la burrata).
  6. Por último, hornear a 180° durante 15 minutos, hasta que la masa quede crujiente y el queso se derrita y gratine un poco.
  7. Servir caliente, añadir la salsa al pesto y hojas de albahaca fresca por encima, y ¡a disfrutar esta delicia!

*Para la salsa al pesto:

  • Tostar en la sartén los ajos y los piñones durante algunos minutos.
  • Colocar los piñones, los ajos, el queso parmesano, la albahaca fresca y el AOVE en un vaso, batir todo y añadir una pizca de sal al gusto.

Contenido escrito por Fabio de Laurentiis con la colaboración de Yaiza Perdiguero

Deja un comentario

Suscríbete

Noticias, descuentos y mucho más