No hay productos en el carrito.

Los Open: el bueno, el feo y el malo

¡La temporada de los CrossFit Games ya está aquí! En unos días, la locura comenzará de nuevo, más de 400.000 atletas se preparan para probar su condición física durante 5 semanas con pruebas inteligentemente diseñadas por el único e inimitable Dave Castro, el Director de los CrossFit Games.

Si hacemos un resumen rápido, los Open son el primer paso hacia los CrossFit Games. Todos pueden participar, los wod son escalables, es realmente un evento en comunidad ya que cada entrenamiento se realiza en su propio Box (o en cualquier otro que elijas) con un juez registrado, o mediante envío de videos, y es juzgado por la comunidad. Para algunos, los Open son también el primer paso para la clasificación de los CrossFit Games, ya que es aquí donde los atletas pasarán a la siguiente fase, los CrossFit Games Regionals. Pero si somos realmente honestos, el CrossFit Games Open es el final del camino para la mayoría de las personas inscritas. Esto de ninguna manera es algo malo. Los Open son una gran forma para probar la capacidad física, para alentar a las personas a que se esfuercen más, para salir e intentar, y muchas veces para conseguir ese ejercicio que parecía imposible (he visto a mucha gente hacer su primer muscleup, pullup, double under, etc. durante los Open).

Voy a asumir que no hace falta convencerte para que te registres en el Open (¿Por qué no ibas a hacerlo?) y que te vas a centrarte en todo lo que pueda ayudarte a hacer de los Open la mejor experiencia posible.

La primera decisión que tendrás que tomar es si competir en la categoría Rx o en la categoría escalada </ strong>. Ya estoy escuchando a algunos decir “¿pero no puedo hacer algunos WOD en Rx y otros en Scaled?”. La respuesta es sí, puedes, pero te aconsejo seriamente que elijas una u otra categoría por varias razones.

Hay una clasificación dedicada a la cateogría Scaled donde puedes compararte con otras personas en la misma situación; no es necesario tratar con la frustración de pasar un WOD entero intentando sacar una rep de un movimiento que no controlas; y perder la motivación para competir 100% Rx en los próximos años. Hay muchas otras razones posibles, pero esas son las más importantes.

Y dirás “¿Qué hay de eso de mejorar mi RM o mi primera pullup?”. Bueno, tienes razón, pero eso no significa que tengas que hacerlo EN EL WOD. Úsalo como una motivación para testear el WOD, y si puedes hacer múltiples repeticiones, ¡hazlo en el WOD!

Ahora que has escogido categoría, tienes por deltante cinco semanas de WODs.

Hay algunas cosas para tener en cuenta. Una de las primeras dudas que tengo es “¿Cuántas veces debo hacer el WOD cada semana?”. Es una pregunta excelente, pero no hay una respuesta correcta. Depende mucho de cuál sea tu objetivo ¿Planeas ir más allá de los Open? Entonces repetir el WOD varias veces puede suponer una ventaja, sin embargo hay que recordar que la puntuación final es la combinación de 5 semanas y no de una única semana.

¿Repetir el WOD muchas veces te impedirá hacer bien los WODs de las próximas semanas? ¿Te impedirá entrenar correctamente el resto de días aunque sean entrenamientos de recuperación? Son puntos a tener en cuenta cuando valoramos si repetir un WOD o no. A veces repetir un WOD no significa mejorarlo, así que tenlo en cuenta. Por mi experiencia personal, suelo hacer un intento como misión de reconocimienot. Me permite analizar el WOD más allá de la teoría, y trazar un plan para atacarlo cuando lo repita. Siempre he realizado estas aproximaciones y nunca he fallado. Con esto quiero decir que esta forma de trabajar me permite trazar un plan con el que estoy contenta y llevarlo a cabo con éxito.

Ahora que ya hemos hablado sobre cuántas veces intentar el WOD durante los 4 días disponibles cada semana hablemos de algo muy importante: Los Open pueden ser muy frustrantes. Están diseñados para eso, para probar tus límites. Y no sólo te ponen a prueba física si no también mentalmente. Y por eso es muy importante llegar a tener un plan (el cuál te he contando antes cuando hablaba de las veces que repito un WOD). Deberías saber y aceptar tus limitaciones y hacer un plan dentro de tus posibilidades. Si dices que puedes hacer una serie de 20 Chest to Bar, no empieces el WOD haciendo una serie de 20. Ahora tú, tu entrenador o ambos deberíais saber qué número de repeticiones eres capaz de mantener para cada ejercicio, y deberías usar esa información cuando armes tu plan para atacar el WOD. Me viene un ejercicio a la mente, los HSPU, donde una vez que te bajas de la pared porque no puedes hacer más repeticiones necesitas un buen tiempo antes de intentar la siguiente repetición, así que trata de no ponerte nunca en esa situación. Mi experiencia personal me dice que ser muy conservador con el número de repeticiones tampoco da resultado. Así que es posible que haya un WOD (o los 5) donde termies frustrado por un motivo u otro. Es una buena idea preveer esa posible frustración y planear como sobreponerse a ella de una forma proactiva. Ten un buen estado de ánimo, se positivo y si las cosas se desmoronan en algún momento ten claro que no es el fin del mundo.

De lo que no se habla mucho pero es importante tener en cuenta durante los Open son los calentamientos, la vuelta a la calma y la recuperación. He descubierto que a mucha gente no le gusta calentar y sienten que están listos para empezar el WOD. Es importante preparar el cuerpo para lo que está por venir. Ya se trate de hacer un trabajo de movilidad, practicar los movimientos reales involucrados, probar los pesos que se usan, pero también es importante el aspecto cardiovascular, estar caliente y respirar con fuerza. Alguna vez he oído “no quiero estar cansado antes de empezar el WOD”. Un calentamiento específico bien diseñado no te deja cansado, al contrario, te prepara ¡para atacarlo!

He visto que muy poca gente o nadie sabe lo que es una vuelta a la calma y ¡menos hacerlo! Después de entrenar es una buena idea trabajar en volver a la calma, en ayudar a tu cuerpo a regenerarse y prepararse para la recuperación.

En cuanto a la recuperación, afecta a muchas variantes; nutrición (alimentación, suplementación, cantidades de nutrientes), descanso, movilidad, trabajo corporal (masajes, crioterapia, fisioterapia, cuidado quiropráctico, etc.), las opciones son infinitas y una buena forma de ayudar al cuerpo a recuperarse de cada intento si se realizan múltiples intentos , pero también de semana a semana durante el período de 5 semanas.

Los Open pueden ser abrumadores y frustrantes, especialmente para un novato, pero también pueden ser una experiencia positiva y gratificante, si lo permitimos y lo planificamos.

Como estoy preparando mis séptimos Open, con opciones de clasificar para mi séptimo Regional (no es un objetivo este año) y mi primera experiencia como Máster (definitivamente un objetivo) lo simplifico en: Comprometerse – Planificar – Testear – Evaluar – Replantear – Rehacer – Recuperar. Enfocarme en los aspectos positivos, usar cualquier aspecto negativo de una manera constructiva, y minimizar la frustración al estar preparado.

Suscríbete

Noticias, descuentos y mucho más