No hay productos en el carrito.

Cómo cuidar tus manos de crossfiter

Si llevas tiempo levantando hierro y balanceándote en el rack, habrás lidiado ya con la herida de guerra del crossfiter: levantarte un callo de la mano. Esta herida es la más común del box pero se puede evitar si sabes cuidar tus manos de crossfiter. En esta primera parte, queremos explicarte los cuidados básicos para prevenir callos, durezas y heridas.

¿Cómo prevenir los callos de las manos si practicas CrossFit?

Todo depende de tu agarre de la barra, en el rack o de la kettlebell.

Los callos son durezas que aparecen en la piel de las manos, y de los pies, por el roce continuo o de la presión contra un objeto.

En el caso del crossfit, se debe al roce de la barra del rack al realizar movimientos gimnásticos como dominadas, toes-to-bar o muscle-ups, especialmente con kipping o balanceo.

Las repeticiones sucesivas de estos movimientos con balanceo hacen que tus manos friccionen con la barra, desgastando la piel. Lo mismo sucede con la barra olímpica, mancuernas y kettlebells. Su uso crea una presión en la piel que reacciona creando una capa dura para proteger la epidermis.

Por tanto, a menos de que uses guantes o calleras, las manos de un crossfiter siempre tendrán callos.

No obstante, se pueden prevenir cambiando el agarre. En vez de coger la barra con la palma de la mano, procura agarrarla desde la base de los dedos.

Aunque sea más incómodo al principio, este agarre evita atrapar la piel de la palma y que friccione al realizar un movimiento.

¿Cómo evitar las heridas en las manos si haces CrossFit?

Como lo hemos visto, los callos son ley de vida en el box, pero sí que puedes evitar que se levanten siguiendo estos consejos.

  1. No te pases con el magnesio: mejora tu agarre, pero reseca tus manos y ayuda a formar durezas y callos.
  2. Hidrata tus manos a diario: usa una crema hidratante con alto contenido en grasa, como la manteca de karité, para hidratar tus manos después de entrenar. Seguro que te alivia además la tirantez y la sequedad que notas después de realizar tantas dominadas.
  3. Lima los callos y durezas: después de la ducha y antes de echarte crema, usa una piedra pómez o una lima de uñas para pulir las durezas de tus manos.
  4. Una vez a la semana, raspa y afeita los callos: si entrenas mucho o notas que la lima ya no es suficiente, dedica una día a la semana a raspar a conciencia los callos e incluso usar una cuchilla para retirar las durezas y pieles muertas de tus manos. Y no te olvides de hidratarlas después.

Cuidar a diario o semanalmente tus manos te ayudan a evitar lesiones ya que la extrema sequedad de tus manos o los callos profundos se levantarán con el roce de la barra.

Además, seguro que notas que tus manos te duelen al coger la barra porque tus callos están tan duros y profundos que se te clavan en la piel.

¿Qué productos necesito para cuidar las manos?

Si hablamos de callos y durezas, te recomendamos usar los mismos productos que usarías para los pies.

Al fin y al cabo, los callos son callos.

  • Piedra pómez manual o eléctrica
  • Limas de grano duro
  • Cuchilla corta callos
  • Tijeras (para retirar las pieles secas o si eres muy cuidadoso para las durezas)
  • Crema hidratante para callos y durezas

Además de estos productos, existen en el mercado cremas especializadas en el cuidado de las manos de los crossfiters.

Además de hidratar, algunas cremas incluyen propiedades calmantes y cicatrizantes que te ayudan a curar antes esas heridas de guerra.

Cuidar las manos de un crossfiter no es un lujo, es una necesidad.

Piensa que son tu principal herramienta durante el entrenamiento y, si no están en condiciones, lo notarás en tu rendimiento final.

Y cuidar tus manos tampoco es una cuestión de estética. A menos que te encante tener manos sangrientas durante el WOD, es mejor evitarlo al máximo limando los callos.

Pero, a veces ocurre que levantas ese callo tan duro de tu mano y acabas empapando el rack de sangre. No es nada agradable pero son cosas que ocurren. Y es en esta circunstancia que tienes que ser más cuidados si cabe para curar cuanto antes tus manos y volver al entreno.

¿Cómo cuidar las heridas de tus manos de crossfiter?

Si tras un WOD acabas con un callo levantado o las manos en sangre, esto es lo que tienes que hacer:

  • Lava la herida con agua y jabón para retirar el magnesio y demás impurezas (eso sí que escuece).
  • Retira la piel sobrante usando tijeras del botiquín del box.
  • Desinfecta la herida.
  • Cubre la herida con vendajes o apósitos.

Las heridas en las manos de crossfiter tardan en curarse de 7 a 10 días. Con que, mejor dejar un tiempo las dominadas para recuperarte al 100%. Siempre podrás entrenar alguna que otra debilidad en ese tiempo de reposo.

Aun así, si te toca un WOD con reps en el rack, te recomendamos:

  • Aplicar un vendaje en la zona para proteger la herida.
  • Usar calleras, tape, esparadrapo o guantes para asegurarte de que no empeore.

Durante el proceso de recuperación, no te olvides que hacer curas a diario.

  • Si la herida es muy importante, desinfecta dos o tres veces al día para evitar infecciones.
  • Cambia el vendaje tras la cura.
  • Usa una crema cicatrizante o un antibiótico de uso tópico hasta que la herida esté cerrada.

Eso sí, te aconsejamos no abusar de las cremas antibióticas locales como Blastoestimulina ya que, con el tiempo, tu organismo desarrolla una resistencia bacteriana y ya no haría efecto.

Es mejor usarlas en heridas abiertas muy profundas. Sí solo te has levantado un callo superficial y no sangras, con desinfectar y proteger la herida es suficiente.

Por último, cuando la herida esté cerrada, recuerda usar una crema hidratante para ayudar a la regeneración de la piel.

¿Por qué hidratar tus manos de crossfiter es esencial?

Ya te lo hemos explicado , pero queremos insistir en la importancia de cuidar tus manos a diario. Una buena hidratación con una crema de alto contenidos lipídico como el karité, te ayudan a evitar:

  • que los callos superficiales se vuelvan durezas profundas que se enquistan en tus palmas al coger la barra.
  • que te duelan las manos durante el WOD.
  • que se te levanten los callos por estar muy secos y duros.

Al igual que lo haces con tus batidos de proteína post-entreno, establece una rutina de cuidado de las manos sencilla: limar e hidratar.

Por otro lado, te recomendamos retirar anillos y pulseras de tus manos y muñecas para prevenir heridas y lesiones.

¿Y si me hago una herida grave en la mano?

Sea una herida muy profunda o porque tienes muchas lesiones cutáneos, es mejor que acudas a un profesional de la salud.

Sea en la farmacia de tu barrio, en Urgencias o en la consulta de enfermería de tu Centro de Salud, un profesional te podrá ayudar a cuidar mejor esas heridas graves.

Además de limpiar y curar la herida, te recomendarán medicamentos adecuados para tu caso (la automedicación no es una buena idea).

Por eso, ante la duda, acude a tu médico para que te oriente hacia el mejor tratamiento.

Y tú, ¿qué cuidados suelen realizar cuando tienes una herida en tus manos de crossfiter?

Suscríbete

Noticias, descuentos y mucho más